Inicio / Patinaje General / COMO COMPRAR PATINES – CAPITULO 2 – LOS CHASIS
COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS
COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS

COMO COMPRAR PATINES – CAPITULO 2 – LOS CHASIS

COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASISEsta es la segunda entrega del completísimo manual elaborado por nuestro compañero Roller_Inside.

En esta ocasión nos centramos en todo lo que concierne al tema de los diferentes chasis de los patines en línea: sus caracteristicas, diferencias y criterios de elección.

 

 

ÍNDICE

2. CHASIS

2.1. Material
2.2. Tornillería
2.3. Maniobrabilidad
2.4. Longitud
2.5. Altura
2.6. Rockering
2.7. HI / LO
2.8. UFS
2.9. ANEXO

 

No se describen aquí detalladamente las guías de velocidad por ser muy específicas dependiendo del patinador, la distancia a recorrer, tácticas…

2.1. Material

Por lo general, las guías son de aluminio (series 5000,6000,7000) o “Composite”. También existe el Titanio pero es bastante caro y por tanto creo que no se hacen guías con este material. Cada marca tiene un tipo de “plástico” diferente y el concepto “composite” los engloba a todos.

 

La diferencia entre Aluminio (ALU) y Composite (C) es que el aluminio es mucho más rígido lo cual mejora la transmisión de energía al dar impulso o hacer giros. Además es más ligero. Sin embargo es más caro. La ventaja del CC es que es más blando, por tanto, absorbe mejor los impactos y las irregularidades del suelo. Se usa sobre todo en patines de agresivo porque desliza mejor en bordillos y barandillas y aguanta mejor este tipo de actividades, sobre todo los roces. Además es más barato. Sus inconvenientes son el peso y una peor transmisión.

 

2.2. Tornillería

Hay chasis con tornillos roscados directamente al chasis, algunos de dos piezas de los cuales hay unos que una pieza se encaja en un agujero y en otros los dos son tornillos normales. En los dos primeros casos sólo hace falta una llave para sacar la rueda, pero en el segundo caso 2.

2.3. Maniobrabilidad

El concepto de maniobrabilidad es sencillo. Es la capacidad que tiene el patín para realizar diferentes movimientos sobre todo como curvas cerradas o cambios de dirección rápidos.

 

Sin embargo, es difícil encontrar una guía que ofrezca una buena relación de maniobrabilidad y estabilidad.

 

Según nuestro estilo y la disciplina que hayamos elegido necesitaremos sacrificar cierta estabilidad para ganar maniobrabilidad.

 

Los aspectos que influyen en esto son longitud, altura, rockering y configuración HI / LO.

 

2.4. Longitud

La longitud de la guía es una característica importantísima que influye directamente en la capacidad de giro. Si hacemos un símil con un barco nos daremos cuenta inmediatamente de que el radio de giro de un transatlántico es mucho mayor que el de un bote de remos. Existe una explicación física que voy a omitir para no extenderme.

 

La longitud de la guía también está relacionada con el tamaño del pie. Si nuestro pie es grande nuestras guías serán siempre un poco más grandes que las de una persona con el pie pequeño.

 

Para patines de velocidad interesa una guía larga para tener mayor estabilidad. En este caso los giros nunca serán tan cerrados como puedan ser los que se hacen en hockey.

La longitud de los chasis de velocidad va desde las 10” hasta 13.33” (254 mm – 345mm) aproximadamente (sólo en velocidad la distancia viene indicada en pulgadas, y no siempre). Estas longitudes permiten utilizar 4 ó 5 ruedas de más de 84mm.

 

Para patines de fitness interesa algo similar a los patines de velocidad pero sin llegar a ser tan extremo, estando las distancias normales entre 255 y 275mm. La razón es que los patines de fitness son los que usualmente se compran para iniciarse en el patinaje y este tamaño de guia proporciona estabilidad a la vez que una capacidad de maniobra bastante aceptable exceptuando si se pretende jugar al hockey o hacer freestyle.

 

Para patines de agresivo se mantiene entre los 240 mm y 250 mm proporcionando estabilidad para aterrizar después de los complicados saltos y a la vez capacidad de giro para entrar mejor colocado en los saltos.

 

Para patines de slalom hay dos configuraciones diferentes al igual que 2 estilos, para slalom de velocidad se usa una guía ligeramente más larga pero ambas en el rango de 245mm a 255mm, aunque existe además una guía de 237mm de la marca Salomón que puede resultar demasiado pequeña para pies a partir del nº42 pero que es una opción para pies inferiores que antes no existía.

 

Para patines de hockey se usan guías similares a las de slalom, casi nunca superiores a 250mm, aunque la realidad es que las guías de slalom son las que han copiado las características de las de hockey.

 

Existen además guías configurables a medida para adaptar la longitud de la guía. Esto sería lo ideal en todos los patines pero es bastante difícil de diseñar, entre otras cosas, porque el conjunto guía-tornillos pierde resistencia.

 

2.5. Altura
La altura de la guía es importantísimo. Cuanto más baja es la guía, más cercanos estamos al suelo. Los patines de agresivo no son capaces de llevar ruedas mayores de 60mm porque la guía es lo más baja posible proporcionando una estabilidad muy alta. Con este tipo de guía, si aterrizamos mal de un salto es fácil recuperar la posición vertical de la guía. Sin embargo, el resto de patines tienen ruedas mucho mayores que elevan hasta 110 mm el cuerpo. Todo esto se traduce en tener que ir en una posición más agachada y mayor dificultad para controlar la inclinación del patín. Sea cual sea la disciplina, siempre se busca la menor altura posible. A veces no será necesario utilizar guías muy altas si vamos a utilizar ruedas pequeñas.

 

La altura del chasis está relacionada con el tamaño de las ruedas que queremos llevar. Si queremos llevar unas ruedas de 78mm (lo normal en el mercado) tendremos que tener como mínimo 36mm de altura, más el espacio de separación entre la parte superior de la guía y la rueda, más el grosor de la guía, más la parte de la guía que va por debajo del tornillo… total… unos 45mm.

 

Hay un factor que hace que un patín varie totalmente de comportamiento. Este es la diferencia de altura entre las dos bases de sujeción de la bota, es decir, entre la parte de la planta del pie y el talón. Hay patines que son casi planos y otros que esto lo tienen muy exagerado.

 

También hay botas con tacón, con shockabsorber (tacón de goma que va dentro de la bota para amortiguar los saltos) u otras tecnologías que hacen que el pie esté inclinado hacia adelante en más o menos grado.

 

El grado de inclinación depende de nuestros gustos y de nuestros objetivos ya que no es lo mismo el patinaje de velocidad que el artístico o que el freeskate.

 

2.6. Rockering

La idea de “rockering” es que ciertas ruedas no toquen el suelo en ciertos momentos al patinar. Esto se hace porque, si la longitud de una guía es 247mm pero hacemos que sólo 3 ruedas (o incluso sólo 2) toquen el suelo, la longitud efectiva de la guía será la que haya desde el tornillo de la primera rueda hasta el de la última que toca el suelo. Es decir, si hacemos rockering reducimos la longitud de la guía.

 

Empezaremos por el “rockering” que se hace en patinaje agresivo. Sencillamente, lo que se hace es utilizar ruedas mucho más pequeñas de lo normal, 47mm, para que, al grindar con la parte central de la guía, las ruedas no toquen la barandilla o bordillo, o toquen lo menos posible. A estas ruedas se las denomina “antirocker” porque dibujan una circunferencia opuesta a la que se crea al hacer rockering normal. Sin embargo, con este tipo de rockering se pierde capacidad de giro.

 

Para el resto de patines existen distintas técnicas:

· Guía con rockering: Los agujeros para poner los tornillos de las ruedas hacen que la primera o la última o ambas estén ligeramente más levantadas del suelo que las centrales.

· Guía con rockering modificable: Similar a la anterior pero con el añadido de que llevan tornillos especiales o algún sistema especial para levantar o no levantar las ruedas que deseemos.

· Guía sin rockering: Para que la rueda primera o última no toquen lo que hay que hacer es utilizar ruedas de un tamaño ligeramente menor. Hay que recordar que para saber cuánto levantará la rueda esta diferencia de tamaño debemos calcular lo siguiente: tamaño de la rueda mayor menos tamaño de la rueda menor y dividirlo por 2!. Se divide por dos porque la distancia que afecta a esta configuración es la que va desde el tornillo que sujeta la rueda hasta el suelo, es decir, el radio. Lo normal es que la rueda esté levantada un milimetro.

 

2.7. HI / LO
HI/LO es un técnica utilizada e inventada para los patines de hockey. La idea es reducir el tamaño de la guía sin perder mucha velocidad. Estas guías permiten, por lo general, usar 2 ruedas de 80mm atrás y 2 de 72mm alante. De este modo, las de 80 permiten mantener la velocidad.

 

¿Por qué ruedas de 72 delante? Si juntamos los 2 tornillos delanteros demasiado, las ruedas de 80mm se tocarían entre sí, por tanto, tenemos que usar ruedas más pequeñas.

Además, las ruedas pequeñas son más manejables, de modo que ganamos en maniobrabilidad.

Hay que tener en cuenta que, para poder utilizar ruedas más pequeñas, los tornillos deben estar más bajos que los de las ruedas de atrás porque sino las ruedas pequeñas no tocarían el suelo.

Este sistema es compatible con rockering, sólo que debe tenerse en cuenta las diferencias de tamaño.

Además de esta configuración, existen muchas otras, por ejemplo, de atrás a alante:

80-80-76-76

80-80-68-72

100-100-84-100 (velocidad)

No se incluyen todas las configuraciones de velocidad porque hay muchísimas.

ANTIROCKER

COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS

 

HI LO

COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS

 

BANANA

 

COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS

 

FLAT

COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS

 

 

SUPER HI LO

COMO COMPRAR PATINES - CAPITULO 2 - LOS CHASIS

Esta configuración hace que el patín esté mucho más inclinado hacia adelante, pero con el inconveniente de que dificulta el patinar hacia atrás

LAS FOTOS DE CONFIGURACIONES DE RUEDAS PERTENECEN A ROLLERFR.NET

 

2.8. UFS

Ver apartado 1.6

2.9. ANEXO

(( NOTAS ADICIONALES REFERENTES A GUIAS ))

 

La posición de la guía: ¿centrada?

 

Dos chasis de igual longitud pero con anclajes en puntos diferentes cambian radicalmente el comportamiento del patín. No siempre es mejor llevar el chasis centrado respecto a la bota. El chasis en patines para nivel alto, debería poderse mover a voluntad adelante y atrás y hacia los lados para poderlo centrar a nuestro gusto.

 

Los fabricantes acostumbran a centrar el chasis respecto a la bota y eso no es correcto.

Para estar bien centrado en el patín, el chásis debería pasar por debajo del dedo gordo del pie por delante y por la parte central del talón por detrás. Ya que cada uno de nosotros tenemos una anatomía diferente, deberíamos poder hacer unos pequeños ajustes para conseguir esto.

Acerca de Carles

Mira también

Hay sexismo en el mundo del patinaje?

El pasado día 8 de marzo hubo una huelga feminista para demostrar el gran papel …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *